24

398726D0-24CA-4010-AD3C-E09769C04D49.PNG

I find both funny and moving that thanks to hola, rita. I am encouraged to reflect about my life around this time.

This week, I turned 24. This age doesn’t sound monumental, but it is starting to make me feel older. The lines under my eyes haven’t gotten that much worse, yet the dark circles under them are showing up more and more. In part to remind me I am my mother’s daughter, but also in acknowledgement of the time that is passing.  

To say a lot has changed since this time last year would be an understatement, but like I said when this month started, I couldn’t feel better about where I am right this second. On a very physical level, I feel better in my own skin. I am slowly but surely defining my personal style and I am starting to learn exactly what makes me feel really good, which in turn makes me look really good.

On a professional level, I feel like I can confidently say I have a career. I feel proud of the work I put out in the world and I am starting to own my knowledge and experiences in ways that are helping navigate different people, management styles and opportunities.

Lastly, on a personal and spiritual level, I am feeling more at peace than this time last year. I have my moments of doubt and even regret, but ultimately I feel at ease. I love that my family is proud of me and that I know, in very personal and real ways, that the group of people I keep close to me knows who I really am. I am aware I often drive them crazy, but they don’t try to change me, which is something that the years have taught me is hard to find.

And at the end of the day what really matters is I am alive. I am breathing and healthy, and I have pretty good ideas about my purpose. I know exactly why I am getting up in the morning and I know what I am doing when my responsibilities are done. I am also less afraid to take risks and more willing to sacrifice a couple of things I love to make big and significant projects happen. I can’t promise myself they will come true, but I know I won’t regret trying.

Here's to another exciting trip around the sun!

Me parece gracioso y conmovedor ver cómo gracias a hola, rita. cada vez que se acerca este tiempo del año me gusta sentarme a reflexionar.

Esta semana cumplí 24 años. Esta edad no suena muy importante, pero definitivamente me hace sentir más vieja. Las líneas debajo de mis ojos no se han vuelto tan visibles todavía pero puedo ver cómo la piel alrededor de los mismos se me oscurece más y más. En parte como un recordatorio que soy hija de mi madre, pero también como un reconocimiento del tiempo que va pasando.

Decir que mucho ha cambiado en un año no le hace justicia a todo lo vivido, pero como mencioné al inicio de este mes, no me pudiera sentir mejor acerca de donde estoy ahora mismo. En un nivel físico me siento más cómoda en mi propia piel, poco a poco voy definiendo mi estilo personal y voy entendiendo lo que me hace sentir confiada, lo que en retorno me hace verme mejor.

En el área profesional, siento que ya puedo decir con confianza que tengo una carrera. Me siento orgullosa del trabajo que hago y estoy comenzando a sentirme segura de mis conocimientos y experiencias en maneras que me ayudar a manejar diferentes personas, estilos de dirección y oportunidades.

Por último, en un nivel personal y espiritual, me siento mucho más en paz que hace un año. Claro que tengo mis momentos de dudas y hasta remordimientos, pero en general siento más paz que nada. Siento paz cuando pienso como mi familia y mis amigos cercanos saben bien quién soy y mucho de lo que soy capaz. Se que muchas veces l@s vuelvo loc@s, pero no intentan hacer que cambie, lo cual con los años he aprendido es algo difícil de encontrar.

Al final lo que más importa es que estoy viva. Que respiro y disfruto de mucha salud, y que tengo una muy buena idea de mi propósito en la vida. Sé exactamente por qué me levanto en las mañanas y sé que hacer con mi tiempo cuando mis responsabilidades han sido cubiertas. También, tengo mucho menos miedo a la hora de tomar riesgos y estoy más dispuesta a sacrificar algunas cosas a cambio de trabajar en grandes y significativos  proyectos que no se si vayan a funcionar, pero estoy segura que no me voy a arrepentir de por lo menos tratar.   

¡Salud por otro emocionante paseo alrededor del sol!