Edición Especial: Entrevista con Erica Mercedes, Bailarina, Profesora y Emprendedora

Edited by Dahiana Vásquez 

This post is a special edition interview and will only appear in Spanish.

holarita_edicionespecial

¡Cuéntanos un poco de ti!

Soy una apasionada por el arte en general. Me enamoro fácil de proyectos con espíritu de crear una sociedad más humana, menos hipócrita y con igual respeto por todos.

Bueno ya dicho eso, soy Erica Mercedes, tengo 25 años, un bello hijo de 7 meses y mi pareja de vida, aventuras y desaciertos Martín Peguez, cofundador de Siete Ramas. Actualmente soy co- fundadora así como  coordinadora del Departamento de Danza del instituto SR, profesora de ballet y danza popular del Colegio Sagrado Corazón de Jesús. Soy también directora del grupo de baile del Instituto de Formacion Docente Salome Ureña, recinto Emilio Prud Homme, y bueno quedan otras cositas pero hasta ahí está bien.

Con respecto a mi educación en la danza, inicié en la danza en el 1999, cuando fui con mi madre a un examen de audición en el ICA, donde le informan a mi madre -quien tenía la intención de que mis energías se concentraran en otra cosa además de romper lo que había en mi hogar o golpear a alguien cuando empezaba a dar volteretas en casa- que yo no poseía las cualidades físicas necesaria para el ballet, pero a pesar de ello me aceptarían. Claro, lo último no lo supe hasta muchos años después.

Para hacer la historia un poco más corta, estudie en el ICA 12 años, donde por motivos de inestabilidad administrativa cambie mucho de profesora, de compañeras y repetí varios niveles debido a que cada profesor tenía una perspectiva diferente. Quizás preguntes cómo resistí, bueno mis padres jugaron un papel fundamental allí, a pesar de que yo quería cambiar de escuela, ellos dieron el ultimatum de que era allá o nada, por tanto no había mucho que pensar. Sin embargo ahora lo agradezco ya que todo eso me  ayudó a forjarme en quien soy ahora y como trabajo con mis estudiantes.

A pesar de las estadísticas iniciales, logré pasar todos mis niveles con muy buenas calificaciones y siendo en muchas ocasiones la primera de la clase. Y en los últimos 6 años de estudio baile en  roles protagónicos en todas las funciones. También me di cuenta a lo largo de los años que esto es lo que me apasiona y me impulsaba, y que de alguna forma deseaba vivir de la danza.

¿Qué es lo que más te gusta del ballet?

Si hablamos solo del ballet, me fascina su estética y su búsqueda de  perfección, aunque sea una búsqueda utópica, ya que tal cosa no existe, sin embargo, hay bailarines que a mi entender están muy cerca. Su compleja forma de trabajar los cuerpos, y que siempre se puede ser mejor. También está la idea de sumergirse en esas historias de fantasía, recrear y tratar de transmitir esa magia a través de tu cuerpo.

Ahora bien la danza contemporánea abre otras puertas de expresión que permite y da paso  a lo real, “al ahora”. Da la oportunidad de que muestres tu version de ver el mundo con el lenguaje del cuerpo, a través de algún discurso, inquietud o molestia, y plasmarlo en un escenario con cuerpos. Igualmente está el reto de que el público lo perciba como algo real y puro.

¿En qué momento decidiste tener tu propia escuela? ¿Por qué?

En verdad no puedo tener crédito sola, porque mi actual esposo Martín, fue que me impulsó a crear este proyecto SIETE RAMAS, ya que en ese entonces era muy joven y en verdad estaba aterrada.

La decisión surgió después de que salimos del ICA tras estar en la coordinación por 1 año, ellos  después de yo graduarme me nombraron coordinadora del departamento de ballet  en el 2010. Sin embargo, no estábamos de acuerdo con los objetivos que perseguía la dirección administrativa, quienes no apoyaban nuestras iniciativas y si lo hacían era tras mucho rogar.

Entonces es ahí que nace la idea de crear algo diferente. Nosotros seriamos una escuela con los estándares de las escuelas privadas y costos competitivos de las públicas, y aceptaríamos a quien deseara, siempre y cuando se entregara a realizar su mayor esfuerzo. Además de colaborar con múltiples instituciones en pro del arte de nuestra  ciudad y del país. Eso fue en octubre del  2011 y todavía seguimos en pie de lucha.

¿Cómo fué el proceso? ¿Cuáles dificultades encontraste?

Tedioso, estresante, decepcionante. En principio iniciamos con nada de apoyo (ni familiar, gubernamental y mucho menos del sector privado), solo teníamos un grupo de estudiantes  fieles a seguirnos pero que no podían aportar de manera económica. Necesitábamos un espacio amplio, y que se mantuviera cerca de lo que era nuestro público. Fue una osadía para  poder conseguirlo, nadie creía en gente joven.

Recurrimos a amistades, igual de locas a nosotros que nos dieron un empujón  para que pudiéramos salir a flote. Recuerdo que abrimos nuestras puertas el primer día de clases, con la oficina a medio talle, las tablas del tabloncillo a medio instalar y con una matrícula de 12 estudiantes.

Pero yo diría que la mayor dificultad, básicamente fue el poco apoyo a proyectos jóvenes. Incluso dentro del mismo círculo, muchas puertas de otros colegas se nos cerraron. Personas que ahora nos han pedido colaboración o participación en eventos y a quienes les hemos dicho que si.

¿Cuánto tiempo tiene la escuela y con cuántos estudiantes cuentan actualmente?

Siete Ramas cumple este octubre 6 del 2017, 6 años. Cuenta actualmente con una matrícula directa de 150 estudiantes, entre danza y música popular. Sin embargo indirectamente, es decir, que toman clases bajo un convenio con el colegio Sagrado Corazón de Jesús, se encuentran  300 estudiantes más.

¿Hasta dónde han llegado tus estudiantes? Presentaciones internacionales, nacionales, otras escuelas, etc.

Nuestra institución ha realizado innumerables presentaciones, ya que anualmente además de realizar 3 presentaciones fijas  durante todo el año, recibimos invitaciones para bailar de otras academias, desde el interior del país tales como La Vega, Navarrete, Moca, Puerto Plata y en ocasiones Santo Domingo. También hemos bailado en colaboración con el Centro de la Cultura de Santiago, Ballet Contempora, Casa de Arte, Fundación Artística Dominicana y División Juvenil del Club Rotario.

Con respecto a la parte internacional fuimos invitados del 2013 al 2015 a participar con roles protagónicos en producciones de la academia “Pasos” en San Juan, Puerto Rico, así como a impartir clases magistrales.

En el 2016 Siete Ramas viajó a Cuba con una delegación de 12 estudiantes al encuentro de academias de mayor renombre de latinoamérica, donde asisten estudiantes y bailarines de todo el mundo. Allí observamos el nivel competitivo de nuestra escuela con las demás. También participamos del 1er concurso de coreografía que se daba bajo el marco del mismo encuentro, donde se elogió nuestro trabajo.

Actualmente de manera particular, contamos con tres estudiantes varones quienes obtuvieron una beca completa para estudiar licenciatura en danza en la Universidad Rey Juan Carlos en Madrid, España. La selección  fue mediante audiciones en Santo Domingo, donde de 70 postulantes resultaron elegidos 30. Además reciben un sustento económico para vivienda y otros gastos.Nuestro mayor deseo es que nuestros estudiantes tengan una carrera y puedan vivir de lo que aman, por ello los apoyamos en las oportunidades que se presentan.

Entre enseñar y bailar, ¿prefieres alguna, si es así cuál y si no, por qué?

holarita_edicionespecial_clase

Uff esta está difícil. Qué decir… pues ambas tienen  sus particularidades. Está la adrenalina al bailar en el escenario y sentirse a plenitud con uno mismo y llenarse de satisfacción al recibir aplausos. Mientras que al enseñar a pesar de que los  logros son indirectos también se siente una gran satisfacción al ver como tus alumnos van superándose a sí mismos y saber  que eres  en parte responsable, se siente maravilloso.

Creo que a pesar de todo y de amar ambas cosas mucho, me inclino más por la enseñanza, ya que puedo hacer o intento hacer realidad los sueños de la niña, joven o adulto que desea danzar y pues lo intento hacer de la manera más honesta y sincera posible.

¿Cuáles crees que son los retos de la danza como carrera en Santiago? ¿Y en República Dominicana?

Hablar de la danza es un espectro muy amplio ya que abarca tanto la danza popular como la académica, pero de manera general considero que el mayor reto en Santiago y República Dominicana es que no hay una preparación superior sustentada o si quiera motivada por nuestro gobierno. Esto no permite que se reconozca ni se considere de manera oficial  una persona que trabaje en la industria de la danza como un profesional licenciado. Sin embargo, son siempre solicitadas las interpretaciones artísticas danzarias en casi todo evento, ya sea gubernamental, académico, religioso o de entretenimiento, sin dejar de mencionar que en escuelas  y colegios están constantemente solicitando maestras de danza.

Es por ello que en ocasiones no se da valor a esos conocimientos y no se paga lo apropiado para eso.

Otro reto más enfocado en Santiago es que está muy concentrado en la preparación del ballet clásico y no ha abierto un mercado más amplio en otras vertientes de danzas (Siete Ramas ha intentado romper con esos esquemas dando la alternativa de ofrecer danza contemporánea y jazz.). En contraposición con Santo Domingo que posee una gran amalgama de opciones.

Otro hecho que afecta mucho a provincias del interior es la centralización existente que hay en la preparación y difusión de danza académica, es muy difícil llegar aquí a Santiago talleres, encuentros, festivales que tengan como objetivo el crecimiento danzario. Además existe una gran diferencia en la preparación de estudiantes de escuelas de bellas artes, donde aquí el nivel es muy por debajo con el de Santo Domingo y mucho influye en los proyectos que realizan y la constante reinvención de programas.

¿Dirías que hay futuro para las bailarinas dominicanas?

Si. Se ha demostrado que a pesar de toda dificultad la preparación que recibe los bailarines en instituciones que abogan por hacer un trabajo serio, tienen oportunidad fuera del país. Tal es el caso de los becados a España que después de allí pueden buscar trabajo en compañías de danza, escuelas, etc. También el caso de  bailarinas y bailarines preparados en Santiago que han ingresado a compañías de gran renombre en Estados Unidos y México. Tales son los ejemplos de: Carolina Tavares, Juan Capellán y Alexa Torres (de aqui de Santiago).

Aquí en nuestro país hay futuro pero no hay nuevas oportunidades. Aquí una bailarina que decida trabajar en el mundo de la danza puede remunerarse en el área del entretenimiento, bailando en actividades tales como bodas, eventos institucionales, realizando montajes para promociones, etc. Sin embargo si está preparada para impartir clases allí la amalgama es mayor, puede trabajar actualmente en escuelas públicas que están necesitando profesores de danza para la tanda extendida, preescolares para trabajar psicomotricidad gruesa, y en academias de ballet, etc.

¿Cuál ha sido la mayor satisfacción que te ha dado la danza y el ballet los últimos años?

Una de mis mayores satisfacciones es la beca obtenida por nuestros estudiantes a España, ya que es una reafirmación de un trabajo logrado. Además que los jóvenes que se fueron tenían situaciones socioeconómicas  que muy difícilmente les hubiera permitido viajar por su cuenta y saber que fue la danza que abrió esas puertas me llena de gran alegría.

Bueno, también está el hecho de trabajar y vivir de lo que amo exclusivamente.

holarita_edicionespecial

Dahiana studied journalism in Spain and works as a multimedia producer in Santiago, Dominican Republic. She is a writer, photographer, traveler, GLR and human, and she loves to tell stories through different media and platforms like her blog. / Dahiana estudió Periodismo en España y labora como productora multimedia en Santiago, República Dominicana. Es una escritora, fotógrafa, viajera, GLR y humana, y le encanta contar historias a través de distintos medios y plataformas como su blog.